martes, 6 de abril de 2010

Las Procesiones y Pasos de Pasión.

Jesús, el justo, ha muerto por todos. El Señor en los distintos Pasos
de su Pasión, hasta el del Santo Entierro encabeza la marcha. Tras Él
la Virgen Dolorosa. Detrás el pueblo de Dios en silencio acompaña a
Jesucristo y su Madre. En algunos lugares en la procesión los
cristianos hacen penitencia en señal de duelo y ofreciendo su dolor a
Cristo por la remisión de sus culpas y de las culpas del mundo.
Algunas personas sienten tanto dolor de ver a Cristo crucificado que
van descalzos o llevan cadenas en los pies, otros se mortifican
golpeándose la espalda, cargando cruces o pesados fardos de cardos. En
algunos lugares se exagera quizá la expresión de digamos empatía
"pública" con Jesús… el sentimiento desborda en formas variopintas…
son cauces de esa comunicación entre el alma y Dios, la Virgen… Esta
procesión termina en el templo o en alguna capilla velando a Cristo o
acompañando a la Virgen dolorosa rezando el rosario
Al igual que la Virgen, los cristianos han guardado en su corazón la
experiencia de la Institución de la Eucaristía y del Sacerdocio, la
Oración del Huerto, El Vía Crucis y la Muerte de Jesús. En la calma
que sucede a la adoración de la Cruz la Iglesia medita y profundiza en
el sacrificio redentor de Cristo. Los cristianos se sienten tristes
por lo que ha sucedido el Viernes Santo pero a la vez inquietos y
esperanzados al comenzar propiamente la vigilia que antecede la Pascua
de Resurrección.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada